Nuevo VW Polo GTI, 180 CV con cambio DSG | Auto Sprint

Auto Sprint

vw-polo-gti_01

La última generación del Volkswagen Polo ha sido unos de los modelos más premiados en los últimos tiempos por su excelente relación calidad/precio, espíritu que se mantiene en la versión más deportiva el hermano pequeño del Golf, el GTI. Las señas de identidad son las típicas, líneas rojas en la parrilla y el interior, chasis deportivo, diferencial electrónico XDS de la casa para gestionar mejor las curvas a alta velocidad y un muy eficiente motor 1.4 TSI de 180 CV, un 25% más eficiente en términos de consumo con respecto al Polo GTI anterior.

Por: David Herranz

Es evidente que el Volkswagen Polo ha dado un paso adelante con la última generación del compacto. Ha sido un candidato fijo en las listas de premios el presente año merced a un acertado diseño, más que el de la mayoría de sus competidores, y su relación calidad/precio, con varios dispositivos heredados de modelos de mayor potencia.

Por eso se esperaba con atención la llegada de la versión GTI, y la verdad es que el resultado es de alta calidad. Dejando de lado si esta versión es necesaria por su alto precio (rondará los 23.000 euros) y las incomodidades propias del modelo con respecto al Golf, hay que decir que el que quiera un coche deportivo, divertido de conducir y que no le preocupen las estrecheces tiene en el Polo GTI un buen aliado para sus aspiraciones.

La combinación de bajo peso, 1.194 kilos, con el potente motor 1.4 TSI de 180 CV ofrece unas sensaciones racing muy conseguidas, sobre todo lógicamente en términos de aceleración –de 0 a 100 en 6.9 segundos– y comportamiento en curva, donde habrá que cogerle el aire. Para ello se ha introducido el diferencial electrónico XDS común a otros modelos deportivos de Volkswagen, que hacen que este coche de tracción delantera tenga más agarre a alta velocidad.

Volkswagen Polo GTI 2010

Volkswagen Polo GTI 2010

Además en Volkswagen han aprovechado el lapso de tiempo entre un GTI y el otro para aplicar tecnologías que mejorasen el nivel de emisiones y consumo. Las ideas de la gama Bluemotion también están aquí, ya que según homologación el Polo GTI apenas gasta 5,9 litros de gasolina a los 100 y emite 139 gr/km de CO2. Un buen dato a la hora de valorar el mantenimiento del coche. Por otro lado también se aprovecha del cada vez más redondo cambio autómatico DSG de 7 velocidades, uno de los más conseguidos y suaves del mercado.

El sobreprecio del GTI no se explica sólo en términos de motor. Su nivel de equipamiento es de lo mejor del segmento. Incluye asientos deportivos, la típica tapicería GTI setentera, volante de cuero con levas, llantas de aluminio de 17 pulgadas tipo Denver, chasis rebajado en 15 milímetros, ESP, faros Bi-Xenón y un completo número de airbags.

Son datos suficientes para afirmar que el hermano pequeño del Golf también se ha hecho grande, y satisfará a un público joven ávido de sensaciones racing, aunque es recomendable un modelo con mayor rigidez para este fin.