VW Eos y VW New Beetle Cabrio | Auto Sprint

Auto Sprint

VW Eos y New Beetle

Los descapotables de Volkswagen
Los vehículos descapotables siempre han levantado muchas pasiones, tanto por su diseño como por representar un estilo de vida muy definido. Estos dos modelos de Volkswagen, en alemán “coche del pueblo”, son un claro ejemplo de ello, demostrando que además de muy elegantes tienen el sello “made in Germany”.

Por: Dept. Redacción

Emocional, deportivo y . Con el atractivo Eos, escala un peldaño en el competitivo segmento de los coupé cabrio. Con un diseño impresionante, culminado por un techo duro de cinco piezas, de cristal, además de escamoteable, con la tecnología más avanzada del mercado (CSC). Este innovador sistema de techo permite realizar la apertura o el cierre presionando un botón y en sólo 25 segundos. Este techo CSC convierte así al Eos en un vehículo para todos los días del año, ya que puede circular cerrado, abierto o parcialmente abierto con el techo corredizo, incorporado de serie.
Destaca la rejilla cromada del radiador en forma de escudo, que se estrenó en el Passat. Otro de los elementos de diseño actuales típicos de la marca es el capó que sobresale ligeramente por encima de los faros dando la impresión de tratarse de “cejas”. La posición, la forma de los faros y la rejilla del radiador influyen además en gran manera en la modulación del capó. La forma en V de la rejilla se prolonga en el capó. En los bordes de esta V ascienden los laterales del capó ligeramente curvados para conferir al Cabriolet-Coupé una óptica clara de los guardabarros y de los pasos de rueda. Así, la zona de los hombros en la parte frontal ofrece un efecto muy vigoroso.La parte trasera del Eos no ha sido concebida menos musculosa y atlética que la parte frontal. Análogamente al capó del motor ascienden también aquí los guardabarros traseros, ligeramente curvados, por encima de una moldura lateral. Por esta razón el borde de la cubierta del maletero ha sido alojado entre los guardabarros, proporcionando una aerodinámica óptima. Los parachoques marcados por el gran volumen y que se prolongan hasta los pasos de rueda expuestos y los elegantes faros traseros con su transcurso trapezoidal hacia adentro análogamente a los faros y el elemento central LED redondo para la función de los faros traseros, de los intermitentes, de la luz de freno y de la luz trasera.
En el interior, por primera vez, Volkswagen incorpora el sistema Easy Entry en combinación con los asientos con accionamiento electrónico. Este sistema almacena en una memoria los ajustes de distancia de los asientos del conductor y del acompañante y vuelve a ajustarlos a su posición inicial con sólo pulsar un botón después de que hayan entrado o salido los ocupantes de las plazas traseras. Adicionalmente, en estos asientos de 12 posiciones ajustables eléctricamente, ha sido integrado un apoyo lumbar.
En cuanto al espacio para guardar el equipaje, cuenta con 205 litros de maletero con el techo abierto y 380 litros con el techo cerrado. La tapa del maletero se cierra encajando perfectamente gracias a un sistema de cierre servoasistido de serie. Además existe como opción una abertura en el respaldo posterior para cargar objetos largos desde el maletero.

VW Eos

Mecánica y comportamiento
El Eos probado por Auto Sprint dispone de un motor de gasolina de cuatro cilindros e inyección directa que ofrece 150 CV de potencia, similar al de su hermano mayor el Passat  y monta un cambio manual de seis velocidades. Esta transmisión destaca por sus correctos desarrollos de cambio y nos permite sacar el máximo partido a su generoso propulsor. El tacto y guiado de palanca es suave y preciso, muy en la línea de los automóviles del fabricante alemán.
La velocidad máxima que alcanza el Eos 2.0 FSI de 150 CV es de 210 km/h, con una aceleración de de 0 a 100 km/h en 9,8 segundos. Las cifras de consumo son bastante aceptables, destacando un consumo mixto (carretera-ciudad) de 8,2 litros, bastante aceptable para el potencial mecánico que lleva.
Si lo comparamos dentro de su segmento, el modelo cabrio alemán se posiciona entre los mejores en el apartado dinámico y de consumo.
Los componentes individuales del chasis del Eos son un reflejo tanto del confortable Passat como del atractivo Golf GTI, pero adaptados especialmente a su funcionamiento en el Eos. Concretamente, el eje de articulación múltiple del Passat sirve como orientación para el Eos y el eje delantero es muy similar al del Golf.
El sistema de suspensión McPherson del Golf ha sido adaptado específicamente para su montaje en el pesado Eos (1.469 kilos en la motorización base). Desde el punto de vista constructivo se trata aquí de una suspensión delantera independiente en amortiguadores McPherson mediante muelles. El estabilizador ha sido especialmente adaptado para el vehículo. En comparación con otros conceptos, el eje trasero de articulación cuádruple ofrece un máximo confort de conducción y estabilidad. A través de la distribución especial de las articulaciones pueden ser armonizadas la dinámica longitudinal y transversal individualmente. La separación de las funciones garantiza una dinámica y seguridad de conducción óptimas y por otro lado un convincente confort de marcha.
Las características de confort y conducción están perfeccionadas a través de una servodirección electromecánica (EPS, Electrical Power Steering), que no solamente representa un apoyo de dirección adaptado, sino que también contribuye considerablemente a la estabilidad de marcha en línea recta. Este VW dispone del sistema de control de estabilidad electrónico ESP de serie y del asistente de frenada Dual Brake Assist. La base para alcanzar los excelentes resultados de deceleración la compone el sistema de frenos con discos de freno omnidireccionales. En la parte delantera disponen de ventilación interna; el diámetro es de 288 milímetros, siendo los discos traseros de 255 milímetros.
Por tanto, el espectacular Eos puede presumir de diseño, innovación y seguridad. Nace decidido a transmitir las más placenteras sensaciones a sus propietarios. Un modelo que sobresale por su concepto del espacio, confort y prestaciones en el segmento de los coupé cabrio.

New Beetle Cabrio

VW New Beetle cabrio

Cuando Volkswagen presentó el Escarabajo , en el año 1949, un gran número de personas accedió por primera vez a un coche para desplazarse al aire libre. Sobre una base que había madurado con el paso del tiempo y perfectamente práctica en la utilización cotidiana, aquel descapotable proporcionaba un inmenso placer a techo abierto. Después de vender más de 330.000 unidades, la producción del Escarabajo Cabrio cesó en 1980. Mucho antes de esa fecha, ya se había convertido, para varias generaciones de conductores, en un coche que definía un estilo de vida. El New Beetle Cabrio es una modernísima interpretación de ese tan solicitado concepto de vehículo. Un coche descapotable, que marca un estilo de vida, de diseño atemporal y con una extraordinaria utilidad práctica.
En cuanto al concepto, el New Beetle Cabrio es un coche rígido con cuatro espaciosas plazas y sistema opcional de carga a través del respaldo posterior, así como dotado con una capota con luneta térmica de cristal. Como detalles técnicos específicos del Cabrio, hay que señalar el varillaje y el sistema de accionamiento de la capota de lona. Al igual que en el clásico Escarabajo descapotable, la capota plegada descansa en la zona de los pilares posteriores imaginarios. Esta perspectiva evoca irremediablemente el recuerdo del mítico antecesor de este descapotable. Resulta interesante observar el complejo movimiento de repliegue de la capota en forma de Z, y que ésta permanece muy plana cuando está recogida.
El sistema de protección antivuelco automático está integrado de forma armoniosa en la silueta del Cabrio. El módulo está ubicado detrás del respaldo posterior, en el tabique divisorio formado por dos paneles. Distintos sensores de impacto detectan un posible peligro de vuelco y activan automáticamente el sistema de protección. En este caso, emerge en sólo 25 milisegundos una robusta placa metálica detrás de cada asiento para proteger a los ocupantes del vehículo. Este sistema actúa en combinación con el marco del parabrisas, provisto de distintos elementos de refuerzo integrados.
Como ejemplos de la combinación armoniosa de elementos clásicos y modernos, citar la línea básica de la carrocería, que se distingue por la forma de acoplar las aletas, donde van integrados los faros redondos, y los ondulados capós anterior y posterior. También llama la atención una decorativa moldura lateral. En el Escarabajo descapotable, ésta era mucho más arqueada y parecía unir de algún modo las aletas. Sin embargo, en el New Beetle, más largo y espacioso que el anterior, ese elemento se extiende de forma elegante desde la zona del pilar delantero, pasando por la parte superior de la carrocería, para terminar finalmente en la parte inferior de la luna en la capota.
Pese a que la gran mayoría de los elementos del salpicadero proceden de la versión berlina, prácticamente toda la parte de la consola central entre los asientos delanteros presenta un diseño específico para este modelo. El Cabrio tiene en esta zona una caja, cuya tapa con cerradura lleva integrado el elemento apoyabrazos, al igual que la disposición de los portavasos para el conductor y el acompañante. Este módulo emerge del salpicadero y puede abatirse hacia el lado del acompañante, a la vez que permite colocar con comodidad envases de bebida más grandes.
Mecánica y comportamiento
Dispone de un motor de gasolina de cuatro cilindros con 116 CV. Este propulsor tiene una culata de aleación de aluminio refrigerada, de flujo transversal. Esta motorización entrega su potencia máxima a un régimen de 5.400 revoluciones por minuto; el registro de par máximo (170 Nm) está disponible a 3.200 rpm. Con este motor de cuatro cilindros, el Cabrio con cambio manual de cinco velocidades acelera a 80 km/h en 7,9 y a 100 en 11,7 segundos. El descapotable de Volkswagen llega a una velocidad punta de 184 kilómetros por hora y consume un promedio de 8,8 litros de gasolina cada 100 kilómetros.

El chasis ya despuntaba en la versión con techo por su carácter refinado y confortable, por lo que no ha sido necesario modificarlo para el uso en el Cabrio. Las suspensiones independientes delanteras son de paralelogramo deformable formado por trapecios. En el tren posterior, un eje de torsión de brazos interconectados, también con suspensión independiente y barra estabilizadora, así como resortes helicoidales y amortiguadores hidráulicos. Esta configuración proporciona tanto máximas reservas de seguridad como buen nivel de confort. Barras estabilizadoras delante y atrás contribuyen a disminuir la inclinación de la carrocería en las curvas.
Esta versión Cabrio tiene además dirección servoasistida de cremallera con volante regulable en altura y distancia. El equipo de frenos comprende discos en las cuatro ruedas (delante autoventilados). Por lo que se refiere a los controles electrónicos, el sistema está combinado con antibloqueo ABS y control electrónico de estabilidad ESP.
En resumen, dos modelos muy exquisitos en el diseño, especialmente original el New Beetle, que marcan tendencias entre los vehículos descapotables en sus diferentes segmentos. Son dos automóviles nacidos para aquellos usuarios que buscan un vehículo acorde con su forma de vida.

 

VW historico cabrio

VW Eos
A destacar

Diseño
Motor y cambio
Sistema de apertura y cierre de la capota
A mejorar
Precio
Maletero

VW New Beetle Cabrio
A destacar

Diseño
Calidad interior
Ubicación de los mandos
A mejorar
Maletero
Precio

Características VW Eos 2.0 FSI 150 CV
Motor disposición: Delantero transversal
Nº cilindros: Cuatro en línea
Cilindrada: 1.984 cc.
Potencia: 150 CV a 6.000 rpm
Par máximo: 200 Nm a 3.500 rpm
Tracción: Delantera
Cambio: Manual de seis velocidades
Longitud: 4.407 mm
Anchura: 1.791 mm
Altura: 1.443 mm
Batalla: 2.578 mm
Peso: 1.481 Kg.
Aceleración 0 a 100 km/h: 9,8 segundos
Velocidad máxima: 210 km/h
Consumos (l/100 km):
Urbano: 11,3 litros
Extraurbano: 6,4 litros
Mixto: 8,2 litros

Características VW Beetle Cabrio
Motor disposición: Delantero transversal
Nº cilindros: Cuatro en línea
Cilindrada: 1.984 cc.
Potencia: 116 CV a 5.400 rpm
Par máximo: 172 Nm a 3.200 rpm
Tracción: Delantera
Cambio: Manual de cinco velocidades
Longitud: 4.129 mm
Anchura: 1.721 mm
Altura: 1.502 mm
Batalla: 2.515 mm
Peso: 1.332 Kg.
Aceleración 0 a 100 km/h: 11,7 segundos
Velocidad máxima: 184 km/h
Consumos (l/100 km):
Urbano: 12 litros
Extraurbano: 6,9 litros
Mixto: 8,8 litros