Mitsubishi Lancer, vuelta a los orígenes | Auto Sprint

Auto Sprint

Mitsubishi Lancer

Primero se convirtió en una leyenda del mundo de los rallyes y luego en una referencia en el asfalto.
El Mitsubishi Lancer vuelve con fuerzas renovadas al segmento C europeo recuperando las máximas que hicieron del modelo uno de los más deseados de la década pasada. Sus armas principales, un chasis renovado que ofrece una dinámica cercana a la competición y un diseño tan sorprendente como vanguardista.

Por: Dept. Redacción

Corría el año 1973 cuando apareció el primer Lancer, un vehículo que marcó una época en los rallyes. Hoy, con la fiabilidad y la excelente dinámica de marcha como denominadores comunes, circula por nuestras carreteras el Lancer Sport Sedan. Este último Lancer pretende aprovechar toda la herencia deportiva de la firma japonesa, y al igual que las versiones Mark I y Mark II, acortar la diferencia de prestaciones con respecto a los modelos de competición.

El nuevo Lancer ha sido concebido con mayor ambición que sus predecesores inmediatos. Eso se nota en su agresivo diseño, en especial el magnifico frontal. La parte delantera se convierte en el nuevo ADN de Mitsubishi, un desarrollo apodado Jet Fighter por la analogía con los más modernos  cazas de combate. Sin embargo, lo que más destaca en el Lancer es su excelente dinámica de marcha proporcionada por el renovado chasis.

Un excelente conjunto dinámico que no se puede exprimir en exceso con los dos motores desarrollados para la ocasión. Tanto la versión Diésel 2.0 como la de gasolina 1.8 apenas superan los 140 CV de potencia, lo cual se puede quedar corto antes las posibilidades dinámicas que aporta el conjunto. Sin embargo, los que quieran disfrutar de una marcha tranquila y fluida, tendrán en el nuevo Lancer un sedán de cuatro puertas situado entre los segmentos C y D (4,57 metros de largo) con un equipamiento de serie bastante completo. Sistema de sonido Premium Rockford Fosgate de 650 vatios y 9 altavoces, sistema MMCS de navegación, kit de manos libres por bluetooth para el teléfono móvil, sensor de lluvia con parabrisas automático, faros bi-xenon… Una lista interminable de elementos de serie que hablan del mimo con el que se ha desarrollado el Mitsubishi Lancer Sport Sedan.

La seguridad está garantizada gracias a los controles de estabilidad EBD y tracción ASTC, sistemas activos que se complementan con varios airbags frontales y laterales para conductor y pasajeros y sistema ISOFIX para el anclaje de los asientos de los niños pequeños. Todo ello pensado para captar una clientela exclusiva dentro del segmento más demandado, y a un precio muy ajustado para lo que se ofrece.

La unidad probada por Auto Sprint ha sido el Mitsubishi Lancer 1.8 gasolina 140 CV automático: Un gran chasis, grandes frenos y buena dirección para un motor pequeño. El cambio con levas en el volante funciona bien aunque este chasis se merece un motor mayor y un cambio manual. Las posibilidades que ofrece a nivel dinámico nos hace desear más alegría de motor.

Más información en la web de Mitsubishi