Rallies de Regularidad | Auto Sprint

Auto Sprint

Clasicos regularidad

A casi todos los que compartimos la afición a los clásicos nos gusta disfrutar cuidándolos y conduciéndolos.
¿Habéis pensado alguna vez participar en un rallye de regularidad?
Aquí se mezclan nuevas sensaciones: conducción, competición, compañerismo, que combinado con la convivencia con los demás participantes forma un escenario ideal para disfrutar de los clásicos.

Por: Dept. Redacción

Ralyes Clasicos Regularidad

Los recorridos suelen ser por carreteras comarcales con poco tráfico así como carreteras de montaña, es decir, las ideales para colocar al clásico en su ambiente.
Hoy en día, cuando viajamos con el coche lo hacemos generalmente por autopistas siendo el objetivo, llegar cuanto antes al destino. Qué distinto es recorrer la geografía por carreteras secundarias a velocidades moderadas, continuamente somos sorprendidos por los paisajes y parajes que nos ofrece la naturaleza y que nunca hubiéramos conocido.

En los últimos años ha aumentado considerablemente la afición y hoy en día se ofrecen rallies para todos los gustos, comenzando por aquellos que ofrecen la posibilidad de participar sin la necesidad de tener que instalar un equipo de medida adicional en el clásico. Con el cuentakilómetros, unas tablas de espacio-tiempo y unos cronómetros es suficiente, esto permite asomarnos y comprobar si nos gusta el ambiente que se respira.
A medida que se va avanzando y se desea ir subiendo el nivel, se puede pasar a la fase donde es necesaria la instalación de un equipo de medida que admita calibración. Ya empezamos a hablar de los Retrotrip, Terratrip, Branz, Blunic…
Estos aparatos nos indican con mayor precisión el espacio que recorre el coche, disponen de dos indicadores: espacio parcial y total acumulado, algunos de ellos además indican: tiempo, velocidad instantánea, velocidad media. Con un aparato de estos y una “pirámide”, o dicho de otro modo unas tablas electrónicas, (nunca he sabido porqué se bautizó con este nombre), es menester del copiloto mantener el coche en cada instante, en el espacio y tiempo que indica el rutómetro, así de fácil…
Ni que decir tiene, que la primera regla es seguir el libro de ruta y no perderse, esto que parece tan evidente le  sigue ocurriendo a los equipos más expertos.
Se puede decir pues que el equipo: piloto / copiloto debe estar muy compenetrado, ambos deben confiar el uno en el otro y sobre todo no deben DISCUTIR, ¡mientras se discute se siguen cometiendo fallos!

Dentro de la regularidad hay diferentes modalidades:

–  Con cambios de media:
Se comienza el tramo recorriendo un espacio determinado a una velocidad media prefijada, siempre menor de 50 km/h, y sucesivamente se van produciendo cambios de media hasta la finalización del tramo. En un tramo puede haber varios cronometradores picando, generalmente están escondidos y pueden encontrase en cualquier punto, donde menos los esperamos.

–  Tramos a media fija:
 Se recorre el tramo a una media prefijada, es decir como arriba pero sin cambios de media.

–  Tramo al hito:
Se recorre una distancia determinada en un tiempo determinado teniendo que enrasar al segundo en cada hito kilométrico, generalmente no está permitido, o mejor dicho está penalizado el reducir drásticamente la velocidad o frenar en el momento de enrase.

–  Tramo al hito final:
Igual que el anterior pero referido únicamente al hito final. Además puede o no haber algún control intermedio.
Este es el sistema aplicado habitualmente en el Tour de España, o Rallye Isla de Mallorca. Estos rallies se realizan en carretera cerrada y a velocidades que pueden ser superiores a 50 km/h.

Rallyes Clasicos Regularidad

Para los que tengaís interés en participar en un rallye “de verdad” pero sin necesidad de realizar modificación alguna en vuestro querido clásico os recomiendo que entreís en la web: www.trececlasicos.es
Esta es la web del campeonato TRECE CLÁSICOS, que en este año entra en su séptima edición.
Dentro del campeonato TRECE se puede participar en la modalidad “Mille Miglia” que ha sido creada precisamente para todos aquellos equipos que quieren participar en un rallye serio, pero sin aparatos de medida adicionales.
Esta modalidad ha sido todo un éxito ya que ha despertado el interés a muchos aficionados que se encuentran muy a gusto con ella y a otros les ha servido para pasar al campeonato TRECE, donde ya nos peleamos con cada metro y décima de segundo.

Qué, ¿quien se anima? Será un placer saludaros y ver como disfrutais.

Carlos Kremers