Peugeot e-Vivacity, el scooter eléctrico | Auto Sprint

Auto Sprint

e-Vivacity

El mejor vehículo para los centros urbanos se ha presentado bajo el nombre e-Vivacity. Es totalmente eléctrico, silencioso y no contaminante, se recarga en 8 horas y gasta 0,4 euros cada 100 kms, es decir, 16 euros al año en energía.
El scooter de Peugeot corre lo suficiente para circular por un centro urbano y es muy maniobrable gracias a sus escasos 115 kg. de peso. El volumen de carga es de 35 litros con la posibilidad de guardar dos cascos en sus 2 maleteros y transportar objetos en su piso plano.

Por: David Herranz

El nuevo de está dirigido a clientes ecológicos europeos, tanto particulares como empresas de alquiler en zonas turísticas o ciudades. También algunos ayuntamientos están mostrando interés por la compra de estos vehículos para sus empleados pero no nos engañemos, tan sólo el 1% de las ventas de éstos son en España. Paises como Holanda, Francia o Alemania están a años luz del nuestro en este sentido.

Cuando nos subimos al e-Vivacity notamos que es un scooter normal pero que no suena; un vehículo cuya conducción es más relajada por la ausencia de ruido y además ecológica al no emitir CO2. La manejabilidad es excelente y la altura del asiento de 784 mm lo hace muy fácil de llevar. Con sus dimensiones compactas de menos de 2 metros de largo y sus escasos 115 kg. de peso, el Peugeot eléctrico cabe casi por cualquier sitio, algo muy práctico en callejones o entre coches.
Mediante un botón situado en el cuadro podremos elegir entre marcha normal (45 km/h), velocidad peatón (a 6 km/h), eco (25 km/h) o marcha atrás (2 km/h), algo muy práctico de vez en cuando.

El scooter eléctrico tiene una autonomía de 60 km a 45 km/h con un consumo de 30 W por kilómetro. Si hacemos cuentas, cada 100 kilómetros recorridos nos cuesta 0,4 euros. Si sumamos que no necesita ningún mantenimiento, salvo frenos y neumáticos, el ahorro que nos puede suponer puede ser importante. Para recargarlo, sólo tenemos que enchufarlo a una toma normal, de 220 V, mediante un cable extensible de dos metros que lleva el scooter bajo el asiento. Entre 5 y 8 horas después ya estaremos al máximo de carga para volver a circular. Cuenta con baterías Litio-Ion, que soportan hasta 1.000 ciclos de carga o descarga, completos o parciales, sin afectar a su vida útil. No tienen efecto memoria.
Además, en la desaceleración, el motor pasa a modo generador y la energía cinética se transforma en energía eléctrica. Este sistema de recuperación de energía contribuye al frenado y a la carga de la batería.

En cuanto a carga, sus prestaciones no se ven disminuidas por ser eléctrico ya que las baterías van colocadas en el suelo del scooter. El e-Vivacity tiene un maletero que puede alojar un casco integral y otro tipo jet y el puente central desaparece para dejar sitio a un amplio piso plano. El volumen de carga es de 35 litros.

Estará a la venta en España en mayo o junio de este año y costará 3.600 euros aproximadamente. Si queremos el extra del doble cargador para recargar la batería en cinco horas en vez de en ocho, el precio se incrementa 200 euros.
El e-Vivacity tendrá una garantía de 2 años y sus baterías, talón de Aquiles de los vehículos eléctricos, 4 años ó 40.000 km.

Galería de fotos: