Prueba Citroen DS3 1.6 Turbo THP 150 CV | Auto Sprint

Auto Sprint

Citroen DS3 150CV

La marca francesa Citroën se apunta a la moda de producir vehículos compactos con muchas opciones de personalización con este DS3, del que analizamos su versión con propulsor 1.6 Turbo de 150 CV.
Más allá de una calidad de materiales y un interior más Premium, lo que destaca de esta variante es la versatilidad y el rango de posibilidades del motor, válido para tranquilos trayectos por ciudad y una rápida y desenfadada conducción en carretera. Un Mini a la francesa con el mismo genio.

Por: Dept. Redacción

En el saturado segmento de coches compactos no parece haber lugar para las sorpresas, pero luego una vez ves cosas como el nuevo DS3 cambias de opinión. El proyecto DS es una ambiciosa iniciativa llevada a cabo por Citröen para llevar a sus modelos C3, C4 y C5 a un grado de personalización. Con ese objetivo nació el DS3 y comparándolo con el compacto C3 las mejoras son obvias.

El DS3 toma como base la plataforma del nuevo C3, por lo que es bastante espacioso, dos personas van cómodas en los asientos de atrás sin problemas, con tres ya es otra historia (como es lo habitual en este tipo de coches). Donde está el acento es una mejor calidad de los materiales, plásticos, pero de mejor factura y aparentemente mayor durabilidad. El tacto es realmente bueno, y es que parece salido de otro tipo de coche más distinguido. Siempre hablando de la versión Sport del modelo, aunque las otras son similares ya que es la apuesta de con este DS3.

Las opciones de personalización ya os las detallamos en su día, aunque a modo de resumen: 4 colores disponibles para el techo: negro, blanco, azul y marrón, 8 colores para el tablero de instrumentos, adhesivos para el techo, retrovisores cromados, varios acabados para la pintura de la carrocería
Múltiples combinaciones con las que será difícil no encontrar una que nos guste.

La excelencia del DS3 sobre el C3 no está solo en el diseño ya que se coloca un par de puntos por encima en materia de prestaciones. Las reacciones rápidas y estables son las señas de identidad de un conjunto motriz muy competitivo formado por el motor 1.6 Turbo THP de 150 CV, caja de cambios de 6 velocidades, ESP y control de tracción. El resultado es un coche con una entrega de potencia suave, que sube de vueltas muy rápido (par máximo a partir de las 1.200 rpm) y que balancea mucho menos en curva que el más tranquilote C3.

Tenemos así un compacto ideal para aquellos que buscan un punto de picante a su rutina diaria pero sin pasarse ni renunciar a la comodidad. De hecho el renovado sistema de retención acústica funciona genial y solo tomará protagonismo el motor dentro del habitáculo si lo apretamos a conciencia. Y con una aceleración de 0 a 100 en 7,3 segundos se le puede apretar bastante. No tanto como en la versión de 200 CV, pero si lo suficiente para el usuario medio. Es un motor ya visto en el Peugeot 5008 y el Mini Cooper S. Está desarrollado por BMW, por lo que es una garantía de no ser una excesiva sangría en la gasolinera (aunque todo coche ya lo es como están lo precios).

Para aquellos que les haya atraído por sus opciones de personalización decir que son bastante completas, en la línea del Mini o el Alfa Mito a los que parece querer hacer la guerra en cuanto al recurso de la moda. Es más espacioso y práctico que estos, si bien le falta un punto de glamour que los otros si tienen. Eso sí, es un modelo que no va a pasar de moda en cuanto a diseño y es algo que si le puede ocurrir a los otros ejemplos expuestos. Es más fácil que te canses de ellos por la vista.

El precio de este DS3 es de 19.700 euros sin contar con añadidos bastante interesantes como un paquete Sport (muy adecuado para esta versión) y otro que incluye navegador y climatizador. Si buscas algo fresco, por encima de media y equilibrado esta puede ser una buena opción.

Tambien puedes ver el Citroen DS3 R3 o el Citroen DS3 Racing