Comparativa descapotables | Auto Sprint

Auto Sprint

comparativa cabrio

Hemos probado el Audi TT 2.0 TFSI de 211 CV, el Mazda MX-5 20 Aniversario 1.8 de 126 CV y el Peugeot 308cc 1.6 VTi de 120 CV. Las conclusiones son claras y nuestra elección dependerá de cual sea nuestro estilo de conducción.
Si lo que queremos es un descapotable roadster como valor de deportividad y distinción, el Peugeot se queda fuera de nuestra elección. Si por el contrario lo que queremos es un coche normal y tener ese plus al ser descapotable, nos decidiremos por el fabricante francés.

Por: David Herranz

Si por norma general la mayoría de compradores de coches no tienen mucha idea sobre que coche necesita, en la categoría de los descapotables pasa lo mismo. Vamos a comparar dos tipos de distintos completamente, aunque en ambos podremos conducir el coche con el cielo como techo.

Visualmente y con el techo cerrado, el 308 es similar a la versión normal, no llama la atención. Cualquiera de los otros dos modelos probados hace que las personas que se cruzan con el coche se den la vuelta y lo miren.
Respecto a motores y tipo de conducción, el y el ganan por goleada. En cuanto a consumos la marca del león lleva la ventaja.

En la base de la vemos que se trata de dos conceptos muy diferentes de coche. Con el Audi TT y el Mazda MX5 hablamos de modelos roadster y no turismos que pueden descapotarse, como el caso del Peugeot 308 cc. Para saber si queremos un tipo u otro de coche, primero veremos si sólo queremos 2 plazas o si necesitamos llevar a alguien más alguna vez. Tambien tendremos que saber que tipo de conducción hacemos el 90% del tiempo, si vamos a usar el coche para pasear y divertirnos o para ir todos los dias a la compra o al trabajo.
Sólo si estamos convencidos de tener un coche roadster biplaza veremos modelos como el TT o el MX5. Si no lo tienes muy claro mejor empezar con los turismos descapotables como el 308 u otros como el VW Eos, el Renault Megane CC o el Mini Cabrio.

Con las ultimas novedades en este Audi TT, el vehículo analizado es sin duda el que más corre, más potencia tiene y más se agarra de los tres. El motor 2.0 TFSI de 211 CV y caja de cambios S tronic lleva tracción quattro, lo que marca la diferencia con los otros dos modelos, con empuje sólo en uno de los dos ejes (delante para el 308cc y detrás para el modelo japonés). Su precio base son algo más de 48.000 euros aunque la unidad probada está valorada en 55.000 euros. El acceso a la gama, es decir, el Audi TT roadster cabrio más barato, es el 1.8 TFSI  160 CV 6 marchas con tracción delantera por 34.550 euros. Está claro que no todos los bolsillos pueden permitirse este desembolso pero si entra en tus posibilidades no lo dudes: las sensaciones de velocidad y poderío no tienen precio.

Si decimos que el alemán no tiene igual en prestaciones, el Mazda nos entrega lo que tiene de una manera sin igual. El TT tiene 211 CV que notas que están ahí para cuando quieras. Dispones de ellos sabiendo que es un coche que no será inconducible, indomable. Como buen alemán te transmite seguridad y rigidez con altísimo poder. El MX5 tan solo cuenta con 126 CV pero son alegres, sencillos, con ganas de correr y disfrutar. El Mazda nos transmite sensaciones vivas, flexibilidad, alegría… aunque reconozcamos que es difícil ir triste cuando viajas en un descapotable biplaza.
En consumo el Audi paga su caballería. La marca dice que en ciclo urbano gasta una media de 10,2 litros a los 100 kilómetros y en interurbano 5,7 litros. Si queremos disfrutar del Audi nos gastará mucho más y nos será difícil vencer la tentación; ya sólo el sonido de los escapes te ruega que subas de revoluciones. Esta motorización de 4 cilindros en línea, 16 válvulas, turbo e inyección directa tiene una cilindrada de 1984 y llega a su potencia máxima de 211 CV entre las 4300 y 6000 rpm. El cambio S tronic de 6 velocidades y el tipo de tracción integral por medio de embrague Haldex hacen el resto.

Del Mazda MX-5 decir que la motorización 1.800 cc de 126CV no es la musculosa del Audi pero los consumos tampoco lo son. Además, esta versión 20 Aniversario tan sólo cuesta 24.750 euros, la mitad que su competidor alemán en esta y más barato que el acceso a gama del 308cc, que sale por 24.900 euros.
El Peugeot probado es el de menos potencia de los tres con 120 CV y es curioso, la diferencia al volante respecto a sensación de potencia es muy abultada, ya no digamos con el Audi, sino tambien con el Mazda. Si nos vendasen los ojos diríamos que el Mazda tiene 140 CV y el Peugeot 90 CV. Es probable que gran parte de la culpa sea del peso, la tara del vehículo, que se ve penalizado por incorporar techo duro en vez de lona.
En precio, el modelo probado 1.6 VTi de 120 CV con cambio manual de 5 velocidades cuesta 26.140 más 2.500 euros en extras. También se ofrece la versión 1.6 de 200 CV y 6 velocidades por 34.820 euros. Si se puede elegir, creemos que la sexta marcha es importante en este coche. Con la versión de 5 velocidades nos obligan a ir altísimos de vueltas lo que repercute en el consumo.