Prueba Abarth Grande Punto | Auto Sprint

Auto Sprint

Abarth Punto

Hemos probado el Abarth Grande Punto, un vehículo muy llamativo, de estética racing y divertido de conducir. El Grande Punto posee un motor 1.4 gasolina turboalimentado de 155 CV. En cuanto a prestaciones y según el fabricante, este hermano de Fiat llega a alcanzar los 208 kilómetros por hora y acelera de 0 a 100 en 8,2 segundos. Algunos de sus competidores son quienes cuentan con 150 CV: el Opel Corsa GSI, el Peugeot 207 GT o el Volkswagen Polo GTI.

Por: David Herranz

Si te gusta la marca como sinónimo de deportividad y no te importa no pasar desapercibido, el Grande Punto puede ser una opción para tí. La marca Abarth, perteneciente al grupo , cuenta con este modelo, el Grande Punto, a un precio de 18.200 euros.
El Abarth Grande Punto fue presentado en el Salón del Automovil de Barcelona y posee un motor 1.4 gasolina turboalimentado de 155 CV. En cuanto a prestaciones y según el fabricante, el Grande Punto llega a alcanzar los 208 kilómetros por hora y acelera de 0 a 100 en 8,2 segundos. A la hora de conducirlo, lo que tenemos claro es que hay que llevar el botón Sport Boost pulsado, de no hacerlo, el espíritu Abarth se esfuma y no lo vemos por ningún sitio. En el centro del salpicadero nos encontramos con este botón que modifica la respuesta del motor, la dirección y la suspensión de este Abarth GP. Con este control activado, el par máximo disponible pasa de 206 Nm a 230 Nm y se entrega a 3.000 vueltas en lugar de a 5.000 rpm. Sin el modo activado este Abarth se convierte en un Fiat utilitario. Esta opción es conveniente en el día a día y por ciudad ya que el pulsar el botón nos traslada a unos consumos dignos de su deportividad; todo se paga en esta vida.

Exteriormente el Abarth Grande Punto ha logrado tener una imagen mas deportiva a la vez que atractiva. Quizás el logo de los laterales sobre. La verdad es que con la cantidad de amigos de lo ajeno que hay por las calles, no durarán mucho en los coches. Interiormente la instrumentación es cómoda. Lo más llamativo es el indicador de presión del turbo según puede verse en las fotos. Los pedales y reposapiés izquierdo en aluminio y la combinación cuero, hilo rojo aumenta la imagen deportiva. En cuanto a seguridad, está garantizada por seis airbags, ESP y repartidor electrónico de frenada EBD y ASR. El control de estabilidad, que no se puede desconectar, es de serie.

Este Abarth tiene unos discos de freno delanteros más grandes que en el Fiat y con pinzas Brembo de doble pistón pintadas en rojo, la barra estabilizadora delantera es más gruesa, la suspensión más dura y la carrocería está 10 mm más cerca del suelo. Las llantas de 17 pulgadas son específicas para este modelo.

Ver Abarth Punto Evo