Segunda generación del Chevrolet Captiva | Auto Sprint

Auto Sprint

chevrolet-captiva_01

Cuatro años de antigüedad han sido suficientes para que Chevrolet desarrollase la segunda generación de su SUV, el Captiva. Las novedades están en el diseño, musculoso muy al estilo americano y en las alternativas de motores y cambios.
La potencia de los mismos va de los 163 a los 258 CV de potencia, con posibilidad de elegir entre cambio automático y manual según versiones al igual que entre tracción delantera o total. Opciones todas ellas habituales en versiones premium y que ahora llegan a este todocamino que aboga por una buena relación calidad/precio.

Por: David Herranz

El Captiva, se renueva por dentro y por fuera con motivo del Salón de Paris que empieza este mes de octubre. Las novedades en este están principalmente en el diseño, con un renovado y rotundo frontal, y nuevas opciones de motores y transmisiones.

Lo que se ha querido resaltar desde Chevrolet con el nuevo diseño exterior es una imagen de confianza y aplomo. Las líneas del capó son totalmente nuevas y la parrilla doble se ha agrandado al igual que los faros con forma de prisma. La línea ascendente y el perfil tambien abundan en esa imagen de SUV deportivo. Los generosos pasos de rueda permiten albergar llantas entre 17 y 19 pulgadas, según los gustos y preferencias del usuario.

Chevrolet Captiva 2011 trasera

Chevrolet Captiva 2011 trasera

En cuanto a las prestaciones se han introducido cuatro motores distintos, dos Diésel y dos gasolina que se pueden asociar con una caja de cambios manual o automática de 6 velocidades. Este es un resumen:

Turbodíésel 2.2 de 163 CV
– Turbodiésel 2.2 de 184 CV
– Gasolina 2.4 de 171 CV
– Gasolina V6 3.0 de 258 CV

Salvo el V6 todos ellos pueden configurarse con tracción delantera 4×2 o tración total 4×4 según se quieran más prestaciones en la carretera o pistas de campo. La seguridad tampoco se negocia y el Captiva incluye de serie control electrónico de estabilidad, control de tracción y frenada asistida.

También es un pensado para toda la familia, ya que la modularidad es superior a la media gracias a su opción de 7 plazas. Esta idea también se refleja en el interior, por el freno de mano eléctrico que libera de espacio la consola central (con dos posavasos de 1 litro cada uno), o sistemas de entretenimiento como puerto USB, Bluetooth y entrada auxiliar que se combinan con una renovada acústica.

Los opcionales también son típicos en el segmento, como sistema de navegación táctil o cámara trasera para la ayuda al estacionamiento.

Este equilibrado SUV llegará a los concesionarios en la primavera de 2011.