Audi Race Experience: compite con un R8 LMS | Auto Sprint

Auto Sprint

audi-r8-lms_01

La marca alemana Audi, una de las más prestigiosas en el mundo de las carreras de turismos, pone en marcha un ambicioso programa que permite a sus clientes convertirse en un piloto de carreras con el apoyo del equipo Audi Joest de las 24 horas de Le Mans. El proyecto se llama Audi Race Experience, y pone en manos de los afortunados un Audi R8 Le Mans Series, un coche encuadrado en la categoría GT3 con un potente motor central de 525 CV, un radical propuesta para satisfacer las ansias de competición de muchos de los usuarios habituales de los deportivos de la casa.

Por: Dept. Redacción

proporciona este año un magnifico regalo para sus clientes más aficionados a las carreras de turismos. Los que lo deseen (y tengan el dinero necesario) pueden correr para la marca en competiciones auspiciadas por el equipo Audi Joest, una escuadra que tiene seis títulos en su haber en las 24 horas de Le Mans, lo que habla de la seriedad de este proyecto.

En concreto el programa contempla la participación en algunas de las seis carreras que tiene programadas este año el equipo compartiendo box si se desea con sus pilotos profesionales. El coche elegido es el Audi R8 LMS (o Le Mans Series), un potente prototipo que ya fue probado el pasado mes de octubre por 120 clientes de Audi durante las jornadas de la Audi Sportscar Experience.

Audi R8 Le Mans Series

Audi R8 Le Mans Series

Aquellas jornadas sirvieron para obtener datos que permiten decir que el R8 LMS es un vehículo perfecto para aquellos pilotos amateurs que quieran entrar en la a través de la categoría GT3. Los 525 CV de su motor central son a ojos de los profesionales que han probado el modelo lo necesario para garantizar una experiencia de aprendizaje progresiva y fácil de llevar.

Los escenarios de competición se limitan al territorio germano. En principio varias carreras en el antiguo circuito de Nürburgring, en otras pistas e incluso en el centro de pruebas de Grob Dolln, en la que los menos expertos pueden desarrollar sus habilidades y acabar consiguiendo su licencia de piloto. Esta es una de las pocas oportunidades que hasta ahora ofrece el mercado de las grandes marcas para poder formarse como piloto de turismos en conexión directa con equipos profesionales, por lo que bien vale la pena una inversión si es tu sueño.