Los nuevos DS de Citroën | Auto Sprint

Auto Sprint

Linea Citroen DS

Los franceses de Citroën apuestan por la calidad y las terminaciones premium en la gama DS, línea paralela a los Citroën C, que quiere competir con marcas más exclusivas con precios más ajustados.
Diseño, calidad de acabados y motorizaciones por encima de los generalistas a un precio razonable es lo que ofrecen con sus DS3, DS4 y a partir de febrero también DS5.
Está claro que quieren competir con alemanes y japoneses en calidad y, ayudados por unos buenos precios, seguro que restan ventas a la competencia.

Por: David Herranz

se hizo líder en el mercado de ventas de automóviles gracias a unos precios muy ajustados, unas terminaciones y diseños dignos y unos motores que parecían eternos. Ahora llega el momento de contar con una línea de modelos superiores, más distintivos, de mejor calidad. Lo han llamado línea DS y su nombre es un homenaje al famoso Tiburón, vehículo mítico que se fabricó entre 1955 y 1975 y que inauguraba la suspensión hidroneumática con corrector de altura y los faros direccionales, dos grandes avances en el mundo de la automoción.

La nueva línea DS sobresale por diseños y sensaciones al volante más radicales que sus hermanos los C. Se podría decir que los DS se colocan en paralelo y por encima de la gama principal que cuenta con el C1, C3, C4, C5, C6 y C8. La gama DS cuenta de momento con el DS3 y DS4 hasta que en febrero se presente el DS5.
El más pequeño DS3 es un alarde de diseño y posibilidades de personalización. En la línea de su competencia el Mini y el 500, el francés suma 34 posibles configuraciones, algo muy buscado por el público femenino, siendo el 55% de los compradores de este modelo.
En el DS4 los acabados y calidad percibidos aumentan considerablemente respecto al C4. Para empezar se trata de una carrocería coupé de cuatro puertas que brinda una estética más dinámica. Las personalizaciones son múltiples y como ejemplo el de los asientos de cuero, donde se puede elegir entre cinco tipos diferentes. Las ayudas electrónicas que monta el DS4 hacen casi de todo: control de tracción, arranque en pendiente, control y limitador de velocidad, medición de plazas de aparcamiento, aviso de ángulo muerto, alerta de cambio de carril, llamada al 112, stop and start, etc, etc. Eso sí, lo que más nos ha llamado la atención es que este Citroën incorpora masaje en el asiento; algo que sólo habíamos visto en marcas como BMW o Lexus.
Está claro que los de Citroën quieren competir con alemanes y japoneses en calidad y, ayudados por unos buenos precios, seguro que restan ventas a la competencia de todos conocida.

El Citroën DS3 se comercializa con potencias que van de los 70 a los 200 CV en unas medidas de 3,95 m de longitud, 1,71 m de ancho y 1,45 m de alto. Las motorizaciones son cuatro de gasolina asociadas a cajas manuales y automáticas (THP 200, THP 155 6v, VTi 120 y VTi 95) y tres diésel (HDi 110 6v, e-HDi 90 Airdream y HDi 70). Respecto al Citroën DS4, con una longitud de 4,27 m., una anchura de 1,81 m y una altura de 1,53 m, se ofrece con 3 motores diésel equipados de serie con filtro de partículas: el HDi 90, el HDi 110 (disponible además en versión e-HDi) y el HDi 160; y con 3 motorizaciones de gasolina desarrolladas en cooperación con BMW: VTi 120, THP 155 y el nuevo THP de 200 CV.
El nuevo Citroën DS5, con tecnología full-hybrid diésel Hybrid4, presentado en el último Salón de Frankfurt, completará esta línea de modelos a principios de 2012.

Los precios del DS3 van desde los 15.550 de la versión de 95 CV gasolina hasta los 30.190 del DS3 Racing. Con motor diesel los precios son 15.860 para el HDI 70 CV y 18.215 euros para el e-HDI de 90 CV.
El DS4 cuesta 20.290 euros el más barato y 28.290 el más caro con motor gasolina, el de 200 CV. Con gasoil como combustible el más barato cuesta 21.090 euros y el más caro 27.990 euros.

Galería de fotos: