Mini Clubman, el mito se estira | Auto Sprint

Auto Sprint

Mini Clubman

Sin lugar a dudas, el Mini es un coche que, de inmediato, resulta simpático. Su diseño, imagen y extraordinaria agilidad despiertan el deseo de adquirirlo. Además, los amantes de la marca encuentran fácilmente una gran cantidad de argumentos que, efectivamente, explican el éxito de los coches con este nombre mítico. Y ahora, a esta exitosa historia se agrega un capítulo más con el Clubman.

Por: Dept. Redacción

Desde cualquier ángulo, el Clubman es inconfundiblemente un Mini, aunque sorprende por su diseño peculiar. Siendo una interpretación del concepto «shooting-brake», cuenta con proporciones específicas, la zaga tiene una nueva configuración y sus puertas están dispuestas de manera innovadora. Su puerta «split-door» en la zaga cuenta con dos hojas que se abren hacia los costados. En lado derecho del coche se encuentra la puerta «clubdoor», que se abre en sentido contrario para facilitar el acceso a los asientos traseros. En la parte posterior del habitáculo, el Clubman es más espacioso, ya que, en comparación con el modelo convencional, ofrece ocho centímetros más a la altura de las rodillas, lo que se explica por la mayor distancia entre los ejes de este modelo.

En total, el Clubman es 24 centímetros más largo que el Mini. Por  ello, abriendo la puerta Splitdoor se accede a un maletero más espacioso, de 260 litros. Además, es posible abatir total o parcialmente el respaldo de la banqueta posterior, por lo que la capacidad de carga puede aumentar hasta 930 litros.

Mini Clubman con las puertas abiertas

Mini Clubman con las puertas abiertas

El Clubman ofrece más posibilidades y, al mismo tiempo, entusiasma por las cualidades que caracterizan a la marca. Entre ellas, la incomparable agilidad del coche. También a los mandos se disfruta al máximo de la conducción, gracias a la tecnología de su chasis, única en el segmento de los coches pequeños, y también gracias a su motor de gran potencia, excepcional capacidad de recuperación y eficiencia.

Mecánica y comportamiento
Conducción temperamental, economía al repostar: esa es una de las características fundamentales del Mini Clubman. Todos los modelos cuentan con un sistema de recuperación de la energía de frenado, y las versiones de caja de cambios manual tienen la función Auto Start Stop y el indicador de cambio de marchas. El Mini Cooper Clubman lleva el motor de 120 CV, acelera de 0 a 100 km/h en 9,8 segundos, alcanza una velocidad máxima de 201 km/h, consume 5,5 litros a los 100 km y tiene un valor CO2 de 132 g/km.
Está equipado de serie con una caja de cambios manual de seis marchas. Combina la típica sensación de estar al volante de un kart con un aplomo único en el segmento de los coches pequeños. Este modelo de tracción delantera brilla por su extraordinaria agilidad. La dirección asistida electromecánicamente EPAS (Electrical Power Assisted Steering) garantiza una conducción muy precisa al trazar curvas a alta velocidad.

El Mini también es un automóvil selecto en materia de seguridad. Las cinco estrellas que consiguió en las pruebas de choque Euro NCAP confirman de modo más que convincente que este automóvil tiene un concepto de protección de los ocupantes muy completo. Su robusta carrocería, con desvíos definidos de las fuerzas de impacto y con zonas de deformación programada, es un factor fundamental de seguridad, además del equipamiento de seguridad de serie (que incluye seis airbags, cinturones de seguridad de tres puntos en los cuatro asientos y anclajes ISOFIX para asientos de niños en las plazas traseras) y de la unidad electrónica central de control de sistemas de seguridad.

A destacar
Comportamiento 
Motor  
Prestaciones
A mejorar
Precio 

Ficha técnica Mini Cooper Clubman:
Motor, Nº cilindros: 4
Alimentación: regulación plenamente variable de las válvulas (tecnología base VALVETRONIC de )
Potencia: 120 CV a 6.000 rpm
Par máximo: 160 Nm a 4.250 rpm
Aceleración 0-100 km/h: 9,8 segundos
Velocidad máxima: 201 km/h
Consumo medio: 5,5 l/100 kms

Web oficial de Mini