BMW 335d, un cohete con forma de berlina | Auto Sprint

Auto Sprint

BMW 335d berlina

Un diseño sencillo y poco pretencioso esconde una auténtica máquina de hacer kilómetros. Esta versión diésel de la serie 3 de BMW equipa un motor biturbo de 286 caballos de inyección directa electrónica que le aleja de otras berlinas similares. En realidad sus prestaciones son propias de los mejores compactos y coupes deportivos. Un auténtico exceso de coche, sobre todo teniendo en cuenta la versión 330d, más barata y equilibrada. Sin embargo, los que disfruten al límite sin renunciar a la elegancia tienen un fiel aliado en el 335d.

Por: Dept. Redacción

De 0 a 100 en 6 segundos y los 1.000 primeros metros en apenas 25. No, no estamos hablando del último compacto deportivo del mercado, hablamos de una de gama media, el 335d. De gama media sólo en aspecto y segmento, porque las prestaciones dinámicas y el precio de este serie 3 son más propios de vehículos de la serie 5.

La última generación de la serie 3 incluye pocas novedades estéticas, siendo en el 335d una apariencia algo anodina teniendo en cuenta las prestaciones que garantiza la berlina. Su motor Diésel biturbo de 286 CV ofrece unas sensaciones de auténtico deportivo. Además, el cambio automático Steptronic de 6 marchas garantiza una transmisión de potencia realmente suave. Para los que quieran experimentar con el cambio también se incluyen levas en el volante opcionales.

Por si fuera poco y en consonancia con otros BMW, el 335d sale muy beneficiado en la relación potencia /consumo con respecto a otros competidores. Casi 300 caballos de potencia y 6,7 litros de consumo medio son cifras que pocos coches pueden aunar. Sin embargo, no todo son datos positivos, el vehículo que nos ocupa no es apto para conductores novatos, aún equipando elementos opcionales como la suspensión deportiva M o la dirección activa (bastante caros por cierto). El resultado es un coche con un comportamiento deportivo y exigente al volante. Los expertos estarán encantados, pero es difícil sacarle todo el jugo.

Así, la versión Diésel más potente de la serie 3 de BMW es un coche que va mucho más allá que sus principales competidores. Por contra, la diferencia de precio con respecto a la versión 330d (más de 7.000 euros), que sólo tiene 40 caballos menos de potencia y unas prestaciones que exceden con mucho lo permitido en carretera puede hacer pensárselo a más de uno.

Más información en la web de BMW