Prueba | Auto Sprint - Part 4

Auto Sprint

En la gama Peugeot ha sorprendido sobre todo su deportivo RCZ, auténtica alternativa para los que quieran adquirir un modelo diferente y no necesariamente se tengan que hipotecar por ello. Este coupé 2+2 se caracteriza por la búsqueda del confort en un segmento que no se caracteriza por ello y lo consigue a medias. Las motorizaciones BMW de gasolina de 156 y 200 CV y una eficiente versión 2.0 HDi de 163 CV aportan el carácter necesario que acompañe a un diseño que tiene la virtud de ser prácticamente igual al concepto de 2007 que le originó. Y todo desde 27.000 euros.

La marca japonesa Subaru entra de forma exitosa en el mundo diesel con el Impreza, una alternativa con motor 2.0 Boxer de 150 CV muy progresivo y aliado de los que hagan muchos kilómetros al año. Subaru mantiene su herencia de la competición con un paquete Sport muy interesante a nivel visual y de equipamiento, mientras que las sensaciones en el asfalto son las de un Diésel muy versátil, amigo de los conductores que gusten de un punto alegre en la conducción. Y todo con un consumo bastante ajustado, tracción a las cuatro ruedas y un nivel de rumorosidad bajo.

La segunda generación del Mini Cooper Cabrio cumple con todo lo deseado en la revisión de un modelo. Este descapotable de cuatro plazas es más potente y espacioso que su predecesor, así como más eficiente y con un consumo más contenido.
El Mini Cabrio te ganará por lo vista, cor su capota de lona descapotable en tan solo 25 segundos y por la multitud de accesorios de personalización que incluye. Un coche que trasciende el mero hecho de llevar un vehículo y nos traslada al mundo de las emociones.

La marca francesa Citroën se apunta a la moda de producir vehículos compactos con muchas opciones de personalización con este DS3, del que analizamos su versión con propulsor 1.6 Turbo de 150 CV.
Más allá de una calidad de materiales y un interior más Premium, lo que destaca de esta variante es la versatilidad y el rango de posibilidades del motor, válido para tranquilos trayectos por ciudad y una rápida y desenfadada conducción en carretera. Un Mini a la francesa con el mismo genio.

La marca japonesa Mitsubishi es una de la más importantes dentro del off-road de cuatro ruedas, algo que se puede comprobar en este Mitsubishi L200 Doble Cabina. Un Pick Up capaz de satisfacer a los que quieran trabajar con el y también a aquellos que busquen una apariencia robusta en la carretera.
Un look muy personal y diferenciado de sus competidores, el eficiente motor 2.5 DI-D de 178 CV y el control de tracción Superselect conforman un conjunto capaz de aunar el trabajo y la diversión sin estridencias.

Probamos y comparamos tres de los coches urbanos del momento: el Fiat 500, el Ford Ka y el Hyundai i10.
Los tres miden poco más de tres metros y medio de largo, los tres montan motor 1.2 gasolina y los tres rondan los 13.000 euros. Los modelos probados son el Fiat 500 1.2 69 CV LOUNGE, el Ford Ka Messenger 1.2 69 CV y el Hyundai i10 Style 1.2 78 CV.
Con el motor más potente el Hyundai, el mejor diseño para el Fiat y el más barato el Ford.

Son 4×4, compactos y buscan la versatilidad por encima de todo. La versión 4×4 del Toyota Urban Cruiser y el Suzuki SX4 4×4 en sus versiones Diésel con cajas manuales de 6 velocidades prometen ser igual de competitivos en campo o ciudad, algo de lo que no pueden presumir sus hermanos mayores.
El segmento de SUV se especializa cada vez más y estos dos todocamino japonenes tratan de hacer honor a su apelativo con un diseño compacto y propiedades off-road.

De tierras americanas nos llega una interesante propuesta para el segmento de vehículos familiares. Se trata del Dodge Journey, un todocamino de grandes dimensiones con espacio suficiente para albergar siete plazas. Su mecánica Diésel está tomada de Volkswagen, en concreto el propulsor 2.0 CRD de 140 CV, tan eficiente en carretera como poco apropiada para la conducción off-road. Serán las familias numerosas y los conductores que gusten de plácidos cruceros los que le saquen el mayor jugo a este modelo.

La gama X1 de BMW se estrenó a finales del año pasado con el objetivo de inaugurar un nuevo segmento, el de los todocamino compactos. Un modelo a caballo entre la gama X de la marca y la Serie 1 que viene a satisfacer a un tipo de cliente muy determinado. Como ocurre con estos modelos híbridos se puede decir que es un aprendiz de todo y maestro de nada, es un compacto muy espacioso y un todocamino muy deportivo, con todo lo bueno y lo malo que eso conlleva. Monta una motorización Diésel de 204 CV asociada al cambio automático Steptronic.

El modelo más deportivo del Mazda3, la versión MPS consigue el reto de aportar un extra de sensaciones y estética racing a un modelo ya de por si bastante deportivo. Las armas de la segunda generación de este MPS son un motor MZR 2.3 DISI de 260 CV más respetuoso con el medio ambiente, un nuevo control de traccion para el tren delantero que permite tomar las curvas de forma más rápida y un restyling en la mayoría de elementos exteriores tales como los paragolpes, guardabarros o spoilers laterales.

La marca alemana Volkswagen tiene en el Golf R-Line con motor TSI 1.4 de 122 CV asociado a una caja de cambios DSG de 7 velocidades un vehículo equilibrado que une un equipamiento y aspecto claramente deportivos con el confort y la seguridad que otorga el famoso cambio automático del grupo Volkswagen y un motor muy elástico que responde bien en todo tipo de situaciones. Sin embargo los que busquen sensaciones exclusivamente racing verán que su aspecto deportivo no guarda excesiva relación con lo que realmente se esconde en el interior.

El SUV de Skoda se llama Yeti y escapa un poco a lo que el segmento nos tiene acostumbrados. Su peculiar diseño en forma cúbica y las semejanzas con el monovolumen Roomster le convierten en una alternativa especialmente compacta pero que aprovecha como ninguno el espacio interior merced a una buen modularidad y la altura del vehículo. Las versiones TDI son tres, de 110, 140 y 170 CV, todas ellas bastante competentes según el uso que se quiera dar al Yeti. Una opción equilibrada capaz de competir con los Nissan Qashqai, Suzuki SX4 o Totoya Urban Cruiser.

Publicidad