BMW serie 2 Cabrio: diversión, dinamismo y versatilidad | Auto Sprint

Auto Sprint

BMW serie 2 cabrio

Encontrar un descapotable que reúna cualidades deportivas y prácticas al mismo tiempo se antoja complicado. No es fácil llegar a ese equilibrio, y más en la actualidad, en la que el público mayoritario se rinde la moda de los SUV. Sin embargo, un BMW cabrio puede ser una apuesta razonable para el que quiera disfrutar de la conducción con más que suficiente versatilidad: dispone de cuatro plazas, que son de un tamaño real para el uso de adultos y de un maletero de 335 litros.

Por: Enrique Canivell

El Serie 2 Cabrio tiene un peso muy razonable para ser un convertible de cuatro plazas y tracción trasera, pues con diferencia es el más bajo del mercado, sobre todo si optamos por la versión de acceso con motor tricilíndrico (218i). Su masa en vacío (sin conductor ni combustible) se queda en 1.458 kg que, si bien no es precisamente ligero, es un peso contenido si lo comparamos con la competencia actual.

Además, entre los descapotables a propulsión, que siempre nos da ese plus de estabilidad y diversión por poder jugar con el gas para descolocar la zaga, es el que dispone de la batalla o distancia entre ejes más corta (2.690 mm), lo que le otorga una mayor agilidad en zonas reviradas.

BMW serie 2 cabrio

BMW serie 2 cabrio

Todo ello se ve reforzado por el hecho de que el chasis de este BMW cabrio es un 20% más rígido que el de su antecesor (el Serie 1 Cabrio), lo que nunca es desdeñable cuando hablamos de coches que al carecer de techo no gozan de la rigidez de una estructura cerrada.

Además de sus cuatro plazas, que son de un tamaño real para el uso de adultos (no un 2+2), dispone de un maletero de 335 litros (280 si vamos descapotados), que es más que suficiente para irse de vacaciones sin tener que renunciar a lo fundamental a poco que seamos apañados.

BMW serie 2 cabrio

BMW serie 2 cabrio

En cuanto a las motorizaciones, este BMW cabrio 218i tricilíndrico no solo es 15kg más liviano que el 220i de cuatro cilindros, sino que el bloque es más corto, lo que supone menos masa en voladizo (menos subviraje y más rapidez de dirección) y un reparto de pesos más cerco al 50% entre los dos ejes.

Sin embargo, aunque este pequeño 1.5 turbo de tres cilindros solo tiene 136 CV, dispone de un par máximo muy favorable de 220 Nm desde 1.250 rpm a 4.300 rpm. Esto le permitirá moverse con agilidad, aunque no sea un prodigio en el 0-100 km/h, que lo completa en 9,4 segundos, lo que para un uso legal sobra si lo exprimimos. Como versión de acceso, cuesta desde 36.350 euros.

Por último, la gama ofrece alternativas diésel desde los 37.150 euros del 218d  y la opción de cambio automático por unos 2.000 euros más. Asimismo, para los más cañeros está disponible el M235i por 55.950 euros.  Su motor es un seis cilindros de 3.0 litros con turbo, que desarrolla nada menos que 326 CV y ofrece un par máximo de 450 Nm desde las 1.300 rpm hasta las 4.500 rpm. Con esta caballería es capaz de catapultarse en el 0-100 en solo 5,2 segundos.

BMW serie 2 cabrio

BMW serie 2 cabrio