Los fallos más comunes al pasar la ITV | Auto Sprint

Auto Sprint

itv

Casi el 20 % de los turismos reciben una calificación de ITV desfavorable.
Los fallos más comunes y a los que debemos prestar una mayor atención si queremos pasar la inspección de tráfico a la primera son los relativos al alumbrado y la señalización (24,2 %).
En segundo lugar se encuentran los errores de motor o transmisión (22,8%), entre los que se encuentran las penalizaciones por fuga de aceite, defectos en el escape o emisiones por encima de las establecidas.

Por: Dept. Redacción

El número de vehículos que acuden a pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) sigue aumentando año tras año, pese a que las ventas de vehículos han descendido notablemente desde el año 2011. Uno de los principales motivos de este aumento está relacionado con el envejecimiento de nuestro parque móvil, cuya vida media ronda actualmente los 11 años por vehículo, lo que favorece que un mayor número de turismos estén obligados a pasar esta revisión con mayor frecuencia. A esto hay que añadir la implantación de una nueva tecnología de postes y radares por parte de la Dirección General de Tráfico (DGT), que permite detectar cuando un vehículo tiene o no pasada la ITV, en cuyo caso puede ser multado si, pasado un mes, el coche continua si presentarse a la inspección.

Las ITV evitan al año 170 víctimas mortales y cerca de 11.000 accidentes de tráfico y heridos, según se desprende de un estudio realizado por la Universidad Carlos III de Madrid titulado «Contribución de la ITV a la 2012». Aún así son muchos los vehículos que evitan el control, por miedo a recibir una calificación desfavorable o a tener que someter su automóvil a reparaciones costosas. Así pues, el estudio también pone de relieve que una quinta parte del parque automovilístico español no realiza sus inspecciones obligatorias. Un ejemplo es que en el peor momento de la crisis económica el 17 % de los 15,7 millones de vehículos que tenían que pasar la ITV no acudió, incluidos turismos, motocicletas, camiones, autobuses, remolques, semirremolques, tractores y otras maquinarias.

Estación de ITV

Estación de ITV

No obstante, hay una serie de medidas que podemos poner en práctica para asegurarnos pasar la inspección con una calificación favorable. Una de ellas es la de realizar una revisión «pre-ITV». Muchas pólizas de seguro incluyen este servicio, así como los clubes de automovilista si se es socio de alguno, incluso algunas marcas ofrecen la revisión de forma gratuita cuando se realiza un servicio de mantenimiento programado. Este tipo de revisiones pueden llevarse a cabo en cualquier taller y nos permiten detectar a tiempo posibles fallos que nos impedirían pasar la ITV. Una vez detectado el defecto, puedes encontrar recambios en Recambios24.es, tienda online especializada en recambios originales para todas las marcas y tipos de vehículo. Las ventajas de la compra a través de tiendas online de recambios especializadas es que establecen alianzas con las principales marcas y proveedores del mercado, por lo que podemos acceder a piezas originales, homologadas y que respetan escrupulosamente la normativa europea a precios más asequibles que en servicios oficiales y establecimientos del automóvil.

Los fallos más comunes y a los que debemos prestar una mayor atención si queremos pasar la inspección de tráfico a la primera son los relativos al alumbrado y la señalización (24,2 %). El sistema de alumbrado es vital para la correcta visibilidad y señalización durante la conducción, una simple bombilla fundida del intermitente puede provocar un accidente de circulación, por lo que son motivo frecuente de rechazo en la ITV, que obliga al conductor a volver a pasarla con el fallo solucionado. Las luces de matrícula suelen ser también causa de falta, en este caso leve, no obstante, si el vehículo acumula una serie de fallos leves también puede ocurrir que la calificación sea desfavorable.

En segundo lugar se encuentran los errores de motor o transmisión (22,8%), entre los que se encuentran las penalizaciones por fuga de aceite, defectos en el escape o emisiones por encima de las establecidas. Un nivel excesivamente bajo del nivel de refrigerante o aceite pone en riesgo el motor. Si este fuera el caso, la estación de ITV puede negarse a realizar las pruebas de gases dado que tal circunstancia puede revolucionar el vehículo en vacío. Si esta situación se diera, nos tocará volver a pasarla una vez los niveles sean correctos.

En último lugar se encuentra el sistema de frenos (15,5%). Una descompensación en la fuerza de frenado puede provocar que el vehículo se salga de la carretera en un caso de frenada de emergencia. Por ese motivo, durante la inspección, se tiene en cuenta tanto el estado de los neumáticos, la normativa dice que no se puede circular con una escultura de dibujo en el neumático inferior a 1,6 mm, como la capacidad de frenado de una rueda, de varias o del freno de estacionamiento.

Aunque menos frecuente, no debemos olvidar también prestar atención al acondicionamiento exterior, carrocería y chasis, así como a las ruedas, amortiguadores y limpia parabrisas. Si además nos preocupamos de llevar el coche limpio y aseado tanto en el interior como en el exterior, siempre causaremos una mejor impresión. En datos económicos, la ITV ahorra cada año 300 millones de euros al Estado por las victimas mortales, heridos y accidentes evitados. Así pues, pasar la ITV en buenas condiciones es una necesidad y deber para cualquier conductor responsable.