Nueva ofensiva de precios de Mazda | Auto Sprint

Auto Sprint

Logo Mazda Challenge

La Mazda Challenge, campaña que durará hasta final de año, está pensada para subir el equipamiento y bajar el precio de los modelos de mayor venta como el Mazda3, Mazda5, Mazda6 y CX-7.
La marca del Zoom-Zoom reposiciona los precios y equipamiento de los principales modelos de la gama para conseguir más ventas en este final del 2011, sin duda una oportunidad que aprovechar si se va a comprar uno de estos vehículos.

Por: David Herranz

La marca japonesa ha lanzado la Challenge, una estrategia de reposicionamiento de precios y equipamiento con el objetivo de reactivar las ventas de sus modelos de mayor volumen e incrementar su cuota de mercado, así como ayudar a su red de concesionarios mediante una serie de incentivos y acciones en el área de posventa.

La gama de productos de la Mazda Challenge son el Mazda3, Mazda5, Mazda6 y Mazda CX-7 y se prolongará hasta el próximo 31 de diciembre, pero vayamos uno a uno para estudiar cómo han modificado sus precios:

El compacto Mazda3 deja el precio de su versión 1.6 gasolina Style Pack Confort con 105 CV en 14.900 euros. Este modelo, que costaba 17.600 euros en mayo y 16.400 en agosto, en la actualidad se encuentra al mismo precio que el Ford Focus con la misma potencia y más barato que el Toyota Auris de 132 CV (15.565 euros), Seat León Copa de 105 CV (16.443 euros) y el VW Golf 105 CV (17.480 euros).

Los Mazda6 llevan una rebaja en su precio de 1.000 euros. De esta manera, el vehículo de 129 CV que en 2008 costaba 25.500 euros y en 2010 26.350, ahora lo encontramos por 21.800 euros. Con este nuevo precio se sitúa por debajo del Honda Accord con 150 CV, VW Passat con 105 CV y Opel Insignia de 130 CV e iguala el precio del Seat Exeo con 120 CV.

Si lo que buscamos es un monovolumen familiar, el Mazda5 también ha reducido el precio de todas las versiones en 1.000 euros. Así, el precio del Mazda5 1.8 gasolina Style está en 19.900 euros, mientras que la versión más vendida, el Mazda5 1.6 CRTD Style, fija su precio en 22.400 euros. Además, el monovolumen de Mazda cuenta en todas sus versiones con una promoción de DVD de techo con mando a distancia y auriculares de regalo.
Es llamativo ver cómo han ido bajando los precios de este modelo a la par que la economía española y es de agradecer a la marca japonesa que ajuste sus precios para que más público pueda acceder a sus cuidados y fiables vehículos. El Mazda 5 1.8 costaba en mayo 21.690 euros, en agosto 21.290 y ahora 19.900. El 1.6 diesel tenía un precio de 24.100 euros en mayo, 23.400 en agosto y 22.400 en octubre. Con este nuevo precio, el Mazda 5 cuesta prácticamente lo mismo que el Volkswagen Touran de 105 CV y es más barato que el Citroën Grand C4 Picasso.

Respecto al Mazda CX-7 tambien cuenta con una campaña de descuento, en esta ocasión de 1.500 euros en todas sus versiones, quedando la versión Active con motor 2.2 litros diesel de 173 CV en 30.700 euros.