Prueba Renault Wind | Auto Sprint

Auto Sprint

Renault Wind

Sin duda el Renault Wind llama la atención a todo el que se cruza con él. Un diseño vanguardista, casi de concept car, un tamaño pequeño y ser descapotable no deja indiferente a nadie. Llega el momento de subirnos en uno y descubrir sus fallos y bondades; el modelo que hemos probado es el Renault Wind 1.6 16V 133 CV Dynamique.
El precio del pequeño Renault es de 17.250 euros, prácticamente el mismo que el Peugeot 207 cc. Frente a ellos, el más barato Fiat 500 c por 13.240 y los más caros Mazda MX-5 por 23.900 y Mini por 20.900 euros.

Por: David Herranz

En el competido mundo, cual no lo es, de los descapotables pequeños encontramos este nuevo con capacidad para dos personas y un tamaño de lo más . Se encuentra en el mercado frente a varios serios rivales como el Mini Cabrio, el Mazda MX5, el Peugeot 207 cc o el Fiat 500 C, todos ellos muy apreciados por la clientela joven y mayoritariamente femenina.
Sin duda el Renault Wind llama la atención a todo el que se cruza con él. Un diseño vanguardista, casi de concept car, un tamaño pequeño y ser no deja indiferente a nadie. Podríamos decir que es un coche capricho, como aquellos con los que comparte minisegmento y cuyos antecedentes pueden ser el Opel Tigra, al que se llamaba Corsa disfrazado o los más recientes Citroën C3 Pluriel o Peugeot 206 cc.
El precio del pequeño Renault es de 17.250 euros, prácticamente el mismo que el Peugeot 207 cc. Frente a ellos, el más barato Fiat 500 c por 13.240 y los más caros Mazda MX-5 por 23.900 y Mini por 20.900 euros.

Cuando se presentó el Renault Wind ya impresionó por su diseño exterior futurista. Ahora llega el momento de subirnos en uno y descubrir sus fallos y bondades; el modelo que hemos probado es el Renault Wind 1.6 16V 133 CV Dynamique.
El coche es un biplaza descapotable que utiliza la plataforma del Clio RS de 2009. Pese a su pequeño tamaño, la habitabilidad es buena para los ocupantes y el maletero es más grande que sus competidores; todo ello gracias a montar dos y no cuatro plazas como hace el resto de marcas salvo Mazda. Las dos plazas son confortables y los asientos llevan una muy buena sujeción lateral. El volante y el asiento son regulables en altura. El techo se guarda o se pone en 12 segundos y no es completamente eléctrico ya que necesitamos girar una fijación de seguridad con la mano.  Al quitarse el techo, éste queda escondido dentro de la tapa del maletero. Con este sistema la capacidad para bultos y bolsas queda igual incluso circulando descapotados. Sus 270 litros son más que suficientes para dos personas pero las formas y sobre todo dos barras de sujeción de la suspensión al chasis molestan bastante si queremos llevar maletas medianas o grandes.

Renault Wind

Renault Wind

A la hora de ponerlo en marcha esperamos rememorar las sensaciones de un Alpine, un 5 Turbo, un Spider o un Clio V6 pero, como dirían los taurinos, tocamos en hueso. Las dos posibilidades mecánicas del modelo son gasolina de 1,2 y 1,6 litros con 100 y 133 caballos respectivamente. Aunque hemos probado el más gordo, si no conduces en la parte final del cuentarrevoluciones, el motor no rinde lo que se espera de un coche con su imagen. Sin embargo el tarado de la suspensión es deportiva y dura, algo que agradecemos en los tramos revirados pero no es muy agradable para viajes por autopista o en el día a día.
Punto a favor para el Renault Wind por el equipamiento y elementos de seguridad como los siete airbags, ABS y ESP y punto en contra por el consumo y rumorosidad de la motorización elegida, achacable también a carecer de sexta velocidad y viajar siempre a altas revoluciones.

Pincha para saber más de Coches Rodaster

Galería de fotos: