Comparativa VW Polo – Suzuki Swift | Auto Sprint

Auto Sprint

Comparativa Suzuki Swift - VW Polo

Comparativa urbanos gasolina 1.2: VW Polo y Suzuki Swift
Si nuestras necesidades son un coche pequeño, urbano y no muy caro, el Suzuki Swift y el Volkswagen Polo se ajustan a lo que buscamos. Hemos querido comparar estos dos modelos y saber cuál merece más la pena aunque no podemos olvidarnos de otras marcas como Renault, Citroën, Peugeot, Nissan o Mitsubishi que también ofrecen vehículos utilitarios y baratos para movernos por la ciudad.

Por: David Herranz

Empecemos por las marcas. La alemana Volkswagen pertenece al grupo VAG en el que encontramos a Seat, Skoda y Audi, cada una de ellas más especializada en aspectos como el lujo, la deportividad o el precio. Volkswagen, aunque se traduce del alemán como coche del pueblo, hace mucho que no se distingue por precios ajustados, al menos en España y con la crisis que soportamos. Esta marca se sitúa justo debajo de Audi en calidades y por encima de la checa Skoda y la española Seat.
Suzuki es una marca japonesa con alianzas con Nissan, con quien comparte vehículos como el Suzuki Alto, y Fiat, con la que colabora en motores y vehículos como el Fiat Sedici (SX4 en ). Ambos fabricantes son totalmente solventes y no se oye ningún problema con ellos. En este apartado, tanto como Suzuki están empatados en seguridad. Tan sólo en la red de concesionarios la alemana es mayor que la japonesa aunque este aspecto no debería preocuparnos mucho pues ninguna de ellas es famosa por averías de sus coches; en principio ninguno se va a romper.

De los modelos comparados, ambos diseñados para la ciudad, con poco consumo y poco precio, el Suzuki Swift es más barato que el Polo. El coche japonés podemos adquirirlo desde 9.500 euros con carrocería 3 puertas u 11.700 en 5 puertas mientras que el alemán más barato está en 11.000 euros. Las versiones concretas que hemos utilizado para la son el VW Polo Sport 1.2 TSI 105 CV DSG 7 velocidades que cuesta  18.340 €  y el Suzuki Swift 1.2 94 CV de 12.575 euros.
Los tamaños son muy similares. Si el Polo es más largo que el Swift (mide 3.970 mm frente a los 3.850 mm), el Suzuki es más ancho y alto (1.695 mm frente 1.682 de ancho y 1.510 mm  frente a los 1.462 mm de alto del Polo). Estas cotas nos hacen suponer que el Polo será algo más estable en curvas rápidas pero a un nivel tan ínfimo que no cabe destacarlo. Por el contrario, al ser el Swift más corto, será más fácil de aparcar.
En el peso hay una diferencia de 61 kg entre ambos siendo más ligero el Swift y en diámetro de giro el Suzuki aventaja al Volkswagen, no así en la capacidad del maletero, ya que al Swift le caben 211 litros mientras que al Polo 280 litros.

A la hora de conducirlos (y sin tener en cuenta el fabuloso cambio DSG de VW) el Suzuki Swift nos parece más recomendable para trayectos urbanos porque es agradable de conducir y maniobra en poco espacio. Casi todos los vehículos de su segmento necesitan más sitio para girar salvo alguna excepción como el Toyota Yaris. En carretera el Swift es cómodo, ágil y estable. La dirección y las suspensiones son precisas y tienen buen tacto y el manejo de la palanca de cambios es agradable.
El Volkswagen Polo resulta más satisfactorio de conducir al transmitir sensación de coche de mayor calidad y tamaño. Ya probamos este modelo en la dura comparativa de Coches en la nieve, donde resultó ser el mejor vehículo de los comparados. Ahora tan sólo ha revalidado su primer puesto.
Interiormente en el Swift el volante es especialmente agradable al tacto. El habitáculo está realizado con materiales de mayor calidad aunque no llegan al Volkswagen Polo. Algunos plásticos llaman la atención por su peor calidad aunque en general el aspecto es bueno para un vehículo de este segmento y precio. Curiosamente la versión de tres puertas está homologada para sólo cuatro ocupantes mientras que la de cinco lo está para cinco pasajeros aunque por anchura no hay espacio para todos.
Por su parte el Polo destaca por un interior de calidad superior a la media de sus competidores. También sobresale por su posición de conducción donde cuenta con buenos asientos y facilidad de manejo de todos los mandos. Su habitáculo es mucho más espacioso que el del Suzuki.

Tanto el Swift como el Polo probados llevan motor de 1.200 c.c. gasolina pero este dato es el único común en sus motorizaciones. El Suzuki es atmosférico (sin turbo) y ofrece 94 CV mientras el VW es TSI con 105 CV y un rendimiento impresionante, con una fuerza y una aceleración poco común en otros coches gasolina de su tamaño y potencia.
Según datos oficiales el Polo tiene un consumo medio homologado de 5,3 l/100 km y el Swift 5,0 l/100 km. La verdad es que ambos gastan muy poco para su potencia y tamaño pero entre los dos, el Suzuki Swift gasta menos.

Ambos vehículos son de lo mejor del segmento y cualquiera de ellos es muy buena opción de compra. Si tenemos algo más de presupuesto merece la pena gastárselo en el Polo, sobre todo por calidad interior y el excelente motor pero si el coche lo vamos a usar en ciudad y sin llevar normalmente pasajeros detrás, el Suzuki nos saldrá más barato y nos servirá perfectamente.

Galeria de fotos: