Fiat 500 y 500 C 2010 | Auto Sprint

Auto Sprint

fiat-500_01

La llegada al mercado en 1957 del Fiat 500 fue una de las primeras oportunidades para que el usuario medio accediera a la motorización a cuatro ruedas. Hoy, más de 50 años después y con el panorama saturado de propuestas para la movilidad urbana, la última versión del 500 quiere marcar la diferencia con una inmensa variedad de configuraciones, más de un millón. El punto fuerte de un modelo que destila clase y buen gusto además de unas prestaciones medias gracias a sus cuatro opciones de motorización, 2 gasolina y 2 Turbo diésel entre los 69 y los 100 CV de potencia.

Por: David Herranz

busca nuevas formas de atraer a la clientela joven que habitualmente accede a los vehículos urbanos. La versión moderna del Fiat 500 es de sobra conocida por todos, uno de los coches con más estilo dentro del panorama de coches pequeños, pero ahora busca diferenciarse del resto con unas opciones de customización con las que será difícil ver a dos modelos iguales.

Durante los últimos tres años el coche ha sido candidato y ganador de varios premios de relevancia, en especial el de Coche del Año en Europa 2008. Es una muestra de la calidad del coche, que ahora pretende con más de un millón de variantes llegar a satisfacer a todos los gustos. Los números cantan, versión convencional o cabrio, 4 motores, 4 niveles de acabado, 14 colores de carrocería y tres para la capota en la versión 500C, 15 interiores distintos, 9 llantas diferentes, 19 packs de decoración, y 23 adhesivos exclusivos entre otros. También se pueden personalizar elementos como la toma USB, el porta móvil, difusor con varias fragancias o portaequipajes la más puro estilo retro.

Fiat 500C 2010

Fiat 500C 2010

Es lo más destacable del modelo, que por lo demás ofrece un rendimiento similar al de otros coches del segmento. Las opciones de motores son modestas, 2 Turbo Diésel Multijet 1.3 de 75 y 95 CV y dos gasolina, 1.2 de 69 CV y 1.4 de 100CV. Suficientes en cualquier caso para una conducción cómoda en ciudad, sobre todo si se asocia al cambio robotizado Dualogic, más eficiente y sencillo de utilizar.

Son atributos más propios del mundo de la moda que de la automoción lo que se ponen en valor con el 500 y el 500C. Muestra de ello son las versiones especiales by Diesel, Barbie, o los más deportivos Abarth 500 y Abarth 500C. Los precios sin embargo siendo Fiat son bastante elevados. El acceso a la gama sale por 11.300 euros, sin estar especialmente muy equipado de serie. De ahí a los 17.300 euros de la versión más cara un sinfín de opciones eso sí, pero siempre pensando en buenas prestaciones en el ámbito .

La versión 500C aporta el encanto de conducir a cielo descubierto, con un sistema de despliegue de la capota similar al de la versión clásica. El precio va desde los 14.000 a los 19.000 euros, por tanto muchas alternativas más baratas, pero pocas con el estilo de este reformado modelo de Fiat.

Más información en la web de Fiat.