Salón Internacional del Automóvil Ecológico | Auto Sprint

Auto Sprint

Citroen Afredo Vila

Los pabellones 3 y 5 del recinto ferial de IFEMA en Madrid acogen hasta el próximo domingo el primer Salón Internacional del Automóvil Ecológico y de la Movilidad Sostenible, donde las marcas exponen las propuestas presentadas en anteriores salones. Pocas novedades y cierta falta de originalidad en la oferta es la pauta, con vehículos híbridos basados en las versiones de serie, vehículos eléctricos de baja potencia sujetos a subvención estatal y prototipos igualmente eléctricos de muy difícil implantación en un futuro para el gran mercado.

Por: David Herranz

Sólo hay que echar un ojo a los dossieres e informaciones de los últimos años para darse cuenta que la ecología y el respeto por el medio ambiente son una de las claves en la estrategia de comunicación y atracción de clientes de las marcas automovilísticas, por lo que se esperaba con bastante curiosidad este I Salón Internacional del Automóvil Ecológico en .

En la práctica las marcas han utilizado en su gran mayoría los stands para aglutinar todas las propuestas que ya se conocían de otras citas anteriores como en Frankfurt o Ginebra. Eso sí, ver a  todos agrupados da una visión de conjunto de en que estado se encuentra la propulsión ecológica hoy en día. Pero antes de conclusiones vamos a lo interesante, los modelos presentados.

Renault sigue teniendo la gama más llamativa y numerosa de modelos eléctricos, desde los futuristas Twizy y Z.O.E al más convencional Fluence Z.E. Todos ellos con propulsión eléctrica, aunque solo el último está proyectado para salir al mercado en 2011 o 2012. Frente a esta propuesta radical contrasta la flota de vehículos híbridos de Toyota. Su modelo Prius ha cosechado multitud de reconocimientos y sus 1,7 millones de unidades vendidas en todo el mundo hasta ahora le convierten en el vehículo híbrido más popular. El motor eléctrico incluido en el Prius se extiende ahora al Auris y las intenciones de la marca japonesa es que para 2020 toda la gama cuente con una versión híbrida. También se presentó el Prius Plug-in Hybrid, con el que se puede hacer más hincapié a la conducción con motor eléctrico mediante puntos de recarga como los recientemente estrenados en Madrid, Barcelona o Sevilla.

Como fórmula intermedia se puede hablar del stand de Seat, que tiene al futurista IBE Concept eléctrico como principal atractivo, pero también la tecnología Ecomotive en sus modelos totalmente implantada y viable para el gran público. Otros como Citröen explotan su imagen de marca de bajas emisiones en sus modelos con motor térmico y ven la propulsión eléctrica como una forma de tomar venta en el sector de vehículo de empresa. Muestra de ellos con sus C-Zero y Berlingo First. También llamó la atención al acuerdo que ha llegado con la aseguradora Mapfre para desarrollar una poliza de seguros especial para coches eléctricos.

Decíamos que hay pocas novedades, pero haberlas las hay. En concreto se trata del Volkswagen Golf Blue-e-motion, con un motor de 115 CV eléctrico que espera ver la luz en 2013. No confudir con el Golf de la gama BlueMotion, que también se exhibe en el salón. La versión eléctrica se aleja lógicamente de las prestaciones deportivas de su hermano térmico. Acelera de 0 a 100 en 11,8 segundos y su velocidad máxima son 140 km/h.

Las marcas no se olvidan de los vehículos premium. Varios son los prototipos deportivos exhibidos, como el eléctrico Audi E-tron o el Opel Flextreme GT/E y varios híbridos como el A8 Hybrid, toda la gama Lexus, los Mercedes S400 y F800 Style, el Peugeot SR1 o el Porsche Cayenne Hybrid. La máxima expresión en este sentido son los BMW ActiveHybrid X6 y Serie 7, ambos con un motor central V8 cercano a los 500 CV que los convierten en los híbridos más potentes en sus respectivos segmentos.

No todo es electricidad. Algunos fabricantes han decidido explorar otras formas de propulsión, caso del Skoda Octavia GLP, que puede alternar el uso de carburante convencional o GLP, siglas de Gas Licuado de Petróleo, con el cual las emisiones se reducen de 169 a 149 gr/km de CO2. Además firmas como , a parte de confirmar la creación de un Ford Focus eléctrico, el BEV, presenta un servicio encuadrado en su tecnología Ecotecnic que evalúa durante una semana nuestra forma de conducción a través de un chip, el cual recoge nuestros datos para que corrijamos nuestras evoluciones al volante, cambiando de marchas a las revoluciones adecuadas y sin brusquedades.

También mención especial  para BYD, una marca china nacida en 2003 que se distribuye en nuestro país a través de Berge Automoción. La marca cuenta en su stand con una berlina híbrida, el F3 DM, y un SUV con dos propulsores eléctricos, el E6.

Tras este repaso somero se puede tener una radiografía más o menos fidedigna de por donde camina  la tecnología de motores ecológicos. Las versiones híbridas tienen viso de imponerse a medio plazo, o al menos suponer un porcentaje importante de ventas dentro de las marcas, en torno al 15-20% y un ahorro de combustible y emisiones en torno al 25%. Por su parte los vehículos eléctricos se están promoviendo como vehículos esencialmente urbanos, dada su limitada autonomía, de ahí la profusión de modelos compactos al uso del Smart ForTwo ED, el Mini E y similares. Sin embargo, no hay solución todavía para el alto coste de las baterías, que en principio serán subvencionadas por parte de los estados en mayor o menor medida para su progresiva implantación, pero todavía lejos de ser una alternativa viable al motor térmico. En cuanto a autonomía la solución pasa por incluir varios motores eléctricos, lo que lleva a un sobreprecio mayor.

En definitiva el salón es un foro adecuado para reconocer los esfuerzos de las marcas para conseguir una movilidad más sostenible, aunque todavía es un objetivo a largo plazo.