El Principe de Asturias renuncia al IRC, adios a un sueño | Auto Sprint

Auto Sprint

ruedadeprensaacpa2010-6

Con la presencia de la directiva casi al completo del ACPA y en rueda de Prensa celebrada hoy en Oviedo, Julián Moreno como máximo responsable del Club ha comunicado la renuncia a organizar este año 2010 el IRC cuyo presupuesto excede las posibilidades de la región y los patrocinadores disponibles. Aunque resta un año de contrato con los organizadores pero la crisis económica y las deudas contraídas estos años aconsejan tomar esta decisión. El rallye se organizara igualmente pero ya solo valedero para el Campeonato de Europa y de España.

Por: David Herranz

Era un rumor ya imposible de parar, y a pesar de haber tenido reuniones incesantes desde que terminaba la edición 2009, se ha confirmado la noticia y el IRC no volverá a para desilusión de todos. La crisis hace inviable reunir un presupuesto que se acerca al medio millón de euros y aunque está muy por debajo de los presupuestos de otras pruebas europeas, las instituciones han cerrado el grifo a una prueba que a llevado el nombre de Asturias por toda Europa. La deuda reconocida con proveedores es de 100.000 €, la cual podría duplicarse  de haber seguido adelante un año más. Cuando hemos visto despilfarros en Asturias de muchas cosas, incluidas pruebas pseudo automovilísticas llega el momento de las lamentaciones al perderse un certamen que ahora mismo es casi tan interesante como un Campeonato del Mundo y por lo menos más emocionante que la máxima categoría. Tampoco el Estado Español o la Federación Española creemos han hecho todo lo que se podía, y ninguna figura ajena al Automóvil Club estuvo arropando a la Junta, todo un síntoma. Aunque no está firmada la renuncia oficial, esperemos que Eurosport Event no se cebe con nuestro rallye y exija compensaciones económicas por la rescisión unilateral del acuerdo y que pondría el patrimonio de la junta directiva en juego. La reunión con la RFEA donde se anunciaban las intenciones de la organización pronto tuvo filtraciones, y la recomendación del ACPA para que Carlos Gracia tratase de mantener en España el IRC en el Rallye de saltó rápidamente a foros y medios de comunicación canarios. Pero la decisión pertenece a quien organiza el certamen y dudo mucho que con la premura de fechas, el largo desplazamiento de todo el dispositivo organizativo a otra nueva isla sea bien visto por Eurosport, que como tememos no va a dejar así las cosas y emprenderá acciones legales puesto que también existe una deuda económica previa.
El rallye en estos momentos no tiene road book, ni definido su recorrido porque se tratará de encontrar ayuntamientos o mancomunidades que puedan acoger y soportar la prueba, y muy posiblemente salga de Pola de Siero tras los desencuentros de los años pasados y los incumplimientos de su alcalde con los compromisos adquiridos. Según Julián Moreno solo hay claro que la prueba seguirá teniendo a Oviedo como centro neurálgico con salida, llegada, secretaria y verificaciones en su ciudad, cuyo Ayuntamiento sigue apostando tan fuerte como siempre por el rallye, lo que cierra en principio la colaboración con el de Gijón. Lo que también ha quedado decidido es que Pajomal no será parte del recorrido al ser escenario de movilizaciones vecinales ajenas a la organización y que ha requerido de un esfuerzo extra de la Guardia Civil para mantener el orden publico estos años de atrás. Tambien el ACPA ha querido agradecer el apoyo de los aficionados que desde distintos foros ya tenian recaudados más de 7.000 € para poder ayudar al Rallye, movimiento que espera signifique un cambio de actitud de todos para ayudar en la organizacion de pruebas venideras.
En fin fue bonito mientras duró, pero una vez más la cultura automovilística Nacional ha quedado de manifiesto, dejando marchar una ocasión de oro que seguro otros aprovecharan. Queda la esperanza de ver el resurgir del Campeonato de Europa, cantinela que vengo oyendo décadas pero que año tras año deja participaciones testimoniales de equipos traídos muchas veces a base de talonario, otros siguiendo el campeonato en categorías o clases inferiores y otros que mezclaban el turismo con su afición, dejando todas nula repercusión.