BMW 120d, dinámico y equilibrado | Auto Sprint

Auto Sprint

BMW 120d

La serie 1 de BMW tiene en el 120 Diésel de tres puertas un digno representante de lo que debe ser un vehículo compacto Premium. El BMW 120d cuenta con un excelente motor common-rail Turbodiésel de 177 CV que garantiza potencia inmediata en cualquier régimen, así como un consumo contenido por sistemas como la función Start-Stop. Además, el coche intenta huir de las incomodidades propias de estos modelos, contando con un decente portaequipajes y una buena postura de conducción.

Por: Dept. Redacción

Público joven, sin familia, con dinero… Quién responda a este perfil y le gusten los vehículos deportivos tiene en el 120d de 3 puertas una elección muy competente tanto en ciudad como en carretera.

Lo que más destaca de esta versión de la serie 1 es su motor de 177 CV Turbodiésel de inyección directa. Su respuesta es tan inmediata y potente a partir de las 1.500 rpm que parece mentira que sea un motor propulsado por gasoil. La dinámica del vehículo se complementa con un cambio manual de seis velocidades duro y preciso, en consonancia con el tacto del volante deportivo. La transmisión de la potencia unido a un inteligente reparto de sus 1440 kg de peso hacen del 120d un vehículo que transmite sensaciones muy deportivas.

También se transmite una sensación de vehículo , la calidad de los materiales se hace patente en todo el acabado y además incluye numerosos sistemas de serie que aumentan su carácter de marca exclusiva. Una pequeña muestra son los espejos retrovisores con regulación eléctrica, asientos con regulación en altura o control de tracción. La única pega es que los pasajeros de las plazas traseras tendrán serios problemas de comodidad en largos viajes, algo que probablemente ya tendrán en cuenta los que se interesen por este vehículo. Sin embargo, incluye un decente portaequipajes de 335 litros de capacidad.

La serie 1 de BMW se beneficia por otro lado de la estrategia de la compañía alemana de hacer sus vehículos más eficientes. Sistemas como la primera generación de la función Start-Stop (que desactiva el motor al parar por ejemplo en un semáforo) reducen el consumo mixto hasta los 4,8 litros a los 100. Una pequeña ayuda para los bolsillos más ajustados, ya que el modelo no es precisamente barato, aunque si más que otros competidores como el Audi A3 2.0 o el Volvo C30 D5 Summun.

Más información en la web de BMW