Rallye de Asturias 2009 el buen sabor añejo de las cosas | Auto Sprint

Auto Sprint

rallyedeasturias2009port

Un rallye de verdad, como los de antes con más de 1000 Kilómetros de recorrido, con tramos nocturnos, dando la vuelta casi completa al territorio asturiano y pasando por tramos muy conocidos de los rallyes del Campeonato de España disputados en Asturias, Llanes, San Agustín – Aviles, y Príncipe de Asturias. A pesar de ser una prueba de regularidad la dureza de los tramos causaron mella en los participantes algunos de los cuales hicieron “chapa” en sus joyas. La variedad de coches fue tremenda, y también las nacionalidades con varios equipos portugueses muy fogosos que aspiraban a mucho, pero que solo pudieron colocar a uno de sus representantes en novena posición.

Por: David Herranz

Ciento veintiséis pilotos tomaban salida desde la Plaza de los Ferroviarios de Oviedo, en esta segunda edición del rallye que capitanea “Cuni”, formando un parque cerrado extraordinario en el que no sabia uno a donde mirar porque eran tantos y tan bien presentados coches que mareaban. Destacaría muchos coches de las mejores épocas de los de los 60, 70 y 80, pero quizás el que más miradas atrajo fue el Lancia Stratos conducido por el portugués Segurado que si no estuvo muy acertado con el recorrido, al menos nos permitía oír el motor Ferrari V6 de su impecable coche. El potente y experimentado equipo de Caja Madrid partía entre los favoritos a la victoria con seis coches de gran nivel y catorce pilotos portugueses incluido el ganador del 2008 Nuno Rodrigues. Miguel Arias Cañete, ex – ministro de agricultura, es también un amante de los clásicos, participaba con un Alfa Romeo GTV 2000 y conseguía completar el recorrido con una meritoria cuadragésimo quinta plaza
Con un día excelente el rallye salía de Oviedo hacia los tramos de Pravia, Cornellana, Salas, previo paso por el primero de todos utilizado como Shakdown por el Príncipe de . Uno de los favoritos, Gonzalo Rico se daba un golpe con su Datsun 240 contra otro coche y decía adiós a sus posibilidades al poco de empezar. Y es que los tramos utilizados años atrás por el rallye de San Agustín, son muy estrechos flanqueados de muchísima vegetación y un encontronazo está a la orden del día. Un reagrupamiento en Cudillero donde se daba un pincheo, significaba la mitad de la sección que terminaría en Oviedo de madrugada en el mismo sitio de la salida.  El segundo días de los tres en lo que se dividía la , era el más largo de todos con más de 500 km, y no empezaba con buen pie al cortar la carretera un furibundo vecino que terminaba llamando a la Guardia Civil creyendo que se estaba disputando un rallye ilegal, retrasando 40’ el desarrollo del mismo. Pero los problemas para los participantes seguían aumentando, amen de los propios de la carrera, al ser perseguidos por la benemerita buena parte del recorrido para multar o en el mejor de los casos solicitar los más diversos papeles retrasando a muchos equipos impotentes antes esta indiscriminada actuación en muchos casos provocada por el exceso de celo y la mala información de las autoridades superiores que lógicamente conocían recorrido, fechas y todos los detalles requerido por la Direccion General de Tráfico. Que lejos estamos de Europa en muchas cosas, en cultura automovilística ya ni digamos,  pero cuando se ven estos comportamientos contra un rallye que consta de todos los permisos necesarios, no hace sino desanimar a la organización y pilotos para que los años siguientes en lugar de hacerlo en Asturias se lleve a este turismo de calidad a otras regiones. Tramos míticos como el Fito, Libardon o Torre – Carmen se hicieron ya bien entrada la noche, dando aun más espectacularidad al evento. El Domingo el rallye se desplazaba a tramos cercanos a Oviedo y a la cuenca minera, para terminar en una prueba no cronometrada en el Circuito de Asturias. Todo un palizón para estos veteranos coches
Los supervivientes a estos duros 3 días de rallye, fueron  solo 69, adjudicándose el rallye los cántabros  y hermanos Bartolomé con su Ford Escort MKII “Castrol”, inscritos con la escudería Cornellana Clásicos, por delante de Martell y Alonso. Lo importante para casi todo el resto de pilotos fue vencer un recorrido tan exigente y que sus cuidados coches volviesen sin averías al parque final del Restaurante La Campana.

CLASIFICACIÓN FINAL

Pos

Piloto

Copiloto

Vehiculo

Puntos

1 L. Bartolomé A. Bartolomé Ford Escort MKII 211.6
2 G. Materll A. Estalella Porsche 911 SC 234
3 R. Alonso M. Álvarez Ford Escort MKI 246
4 J.M. López P. Rodríguez Ford Fiesta 1.3 S 246.6
5 J. Riesgo J. Varela VW Golf GTi 256.6
6 C.Padilla D. Padilla Lancia Beta Montecarlo 277.9
7 C.Kremers M.Kremers Porsche 914 / 6 285
8 M. Vila C. Gui Renault 5 Alpine 297.7
9 N. Rodríguez P. Queiroz BMW 2002 Ti 303.9
10 A. Rui L.F.Menezes Opel 1904 SR 308.2